jueves, 26 de febrero de 2015

Diálogo imaginario 1: El burka

Ella.- El otro día vi pasar a una chica tapada entera.
Él.- Porque llovía.
Ella.- No, musulmana.
Él.- ¿Con burka?
Ella.- Los ojos sí que se le veían.
Él.- Entonces no lo era.
Ella.- ¿Musulmana?
Él.- No, digo que si se le veían los ojos no era un burka.
Ella.- Pero se le veían solo un poco, como por una rendija.
Él.- Los burkas llevan rejilla.
Ella.- Pues ésta rendija.
Él.- ¿Y los llevaba pintados o cómo?
Ella.- ¿Los ojos?
Él.- Sí.
Ella.- No lo sé. Pero sí me parecieron muy oscuros.
Él.- Eso es porque se echan una pintura que lleva mercurio. Se les queda apelmazada en los ojos.
Ella.- O porque los tenía oscuros.
Él.- También.
Ella.- Eso es lo de menos.
Él.- Ya, imagino que te impresionó verla.
Ella.- Sí. Llovía. Llevaba la tela pegada al cuerpo. Le costaba moverse. Imagino que hasta respirar. Es inhumano.
Él.- Habría que prohibirlo.
Ella.- Pero por otra parte por qué.
Él.- ¿Cómo que por qué?
Ella.- Sí, ¿por qué prohibirlo? Es su cultura. Nuestras madres se casaban con velo. Las monjas, las monjas ya sabemos qué. Todavía hoy las beatas se lo ponen para ir a misa. Hasta en las comuniones, las crías. ¿Por qué les vamos a impedir a ellas nada?
Él.- Toda forma cultural que atente contra la libertad individual debería erradicarse.
Ella.- ¿Y qué es lo que atenta contra la libertad? ¿Si la chica del burka quiere llevarlo, qué? ¿No es libre de hacerlo?
Él.- La libertad no es solo suya. Es patrimonio de todos. Y hay que cuidarla.
Ella.- Me quedo fría.
Él.- Lo que digo es que el Estado debe asegurar un mínimo común denominador de derechos y libertades a todos sus ciudadanos, incluso en contra del parecer de los propios ciudadanos. Y el burka atenta contra esos derechos y libertades.
Ella.- No importa lo que una ciudadana concreta, una ciudadana musulmana, crea o quiera.
Él.- No, no importa.
Ella.- ¿Y cómo es eso?
Él.- Si esa ciudadana quiere ser libre atentando contra la noción de libertad que blinda el Estado, no, no puede.
Ella.- Estamos hablando de un Estado occidental, es decir, de un Estado entendido en clave europea.
Él.- Lo mismo que la libertad. Pero que el Estado y la libertad hayan nacido en Europa no significa que sean menos universales. Al contrario, nacieron en Europa para el mundo.
Ella.- Para el mundo entendido en clave europea. A eso se le llama eurocentrismo.
Él.- No, de Europa para el mundo habitado por seres humanos.
Ella.- Para los seres humanos que responden a la noción de ser humano que acuña Europa, querrás decir. La Revolución Francesa, para ser más exactos.
Él.- El acercamiento al ser humano de Europa es una construcción, sí, pero el ser humano no.
Ella.- El ser humano no pero la noción de ser humano sí.
Él.- Eso es.
Ella.- ¿Y no crees que esa noción de ser humano tiene mucho de interesada?
Él.- Visto así, sí.
Ella.- ¿Entonces? ¿Por qué no van a poder los musulmanes adaptar esa interpretación del ser humano, incluso ir directamente a lo que es el ser humano y crear ellos su propia noción?
Él.- Claro que pueden, pero sin faltar.
Ella.- A quien, ¿a los europeos?
Él.- No, al ser humano. El ser humano, fuera de interpretaciones, es. Eso, lo que sea eso, es lo que hay que respetar.
Ella.- ¿Y qué se supone que es eso? ¿Qué es lo que constituye al ser humano? Y no me digas que la libertad porque entraríamos en bucle: incluso si admitiera que la libertad es y que es algo constitutivo del ser humano, no dejaría de ser cierto que la libertad además de ser es lo que resulta cuando la interpretamos, por ejemplo en clave europea y, por qué no, musulmana.
Él.- Más que la libertad a secas, lo que nos constituye es la libertad para elegir.
Ella.- O sea, que la libertad no radica en el ser humano, sino en el abanico de opciones que manejamos.
Él. Eso es.
Ella.- Y ese abanico entiendo que es social.
Él.- Aquí es donde entra el Estado.
Ella.- Y el Estado, ¿qué es?
Él.- El Estado es pura interpretación. Solo es cuando nos acercamos a él.
Ella.- Es un sinsentido, ¿no? ¿Cómo puede ser algo que solo existe si nos acercamos a él? Tendrá que haber algo a lo que acercarse, ¿no?
Él.- Sí, una ilusión. Una ilusión que une. Esa unión es el Estado.
Ella.- O sea, una meta inalcanzable.
Él.- Una ilusión por estar juntos.
Ella.- Una zanahoria... atada a un palo.
Él.- A veces sí. Tú no puedes pedir a una mujer que decida entre ponerse un burka y desaparecer o no ponérselo. No te digo ya obligarla. Pero aunque no la obligue el marido, aunque decida ponérselo, no es justo que pueda decidir ponérselo. Esa elección no debería existir. El Estado no puede permitir que esa elección exista.
Ella.- Lo que pasa es que para ti es más importante lo que las personas puedan elegir que la propia capacidad de elección de las personas.
Él.- Lo que sé es que aunque solo sea por egoísmo yo no puedo ir por la calle tachando gente: esta chica va con burka, la tacho. Aquí nos necesitamos todos. No podemos tener a gente desaparecida a nuestro alrededor.
Ella- ¿Ni aunque quiera?
Él.- No sería justo, no.
Ella.- A lo mejor es por eso, porque no puede, que se queda en casa, sin salir. Si fuéramos más tolerantes, a lo mejor si nuestra noción europea de libertad fuera más flexible, o si fuera compatible con otra, por ejemplo musulmana, ellas podrían sentirse más tranquilas y salir a la calle sin tanto cuidado.
Él.- Cualquier noción de libertad verdaderamente humana impediría que se pueda tomar la decisión de desaparecer. Pero creo que la pelea no es esa. Creo que por lo que tendríamos que luchar es por tener todos las mismas oportunidades para cumplirnos como personas y si hay entre nosotros personas impedidas por una tela, mal empezamos, empezamos con desigualdades y no puede ser.
Ella.- Si todo quedara en una tela. Como si los hijos de los ricos tuvieran las mismas oportunidades que nosotros.
Él.- Ellos van adelantados, sí.
Ella.- Pues a correr. Venga, termínate el café y vamos.
Él.- ¿Ha dejado de llover?
Ella.- ¿Y qué más da?
Él.- Venga, dale.
Ella.- ¿Cogiste el carrito?

SALEN DEL BAR

miércoles, 25 de febrero de 2015

Quemas

Los incendios controlados se llaman entre nosotros quemas. Las quemas tienen su encaje en un sistema tradicional de gestión del territorio perfectamente sostenible que acumula mil años de experiencia (el actual modelo territorial del occidente cántabro se consolida en torno al año 1000). La mejor prueba de su sostenibilidad son los montes que nos ha dejado como legado. Las quemas no las practican "los cavernícolas de los pueblos" sino los vecinos, y vecinos que están perfectamente integrados en su entorno.

Nuestras autoridades autistas no entienden la lógica de las quemas. Es por eso que las persiguen de forma activa. Los paisanos las siguen practicando, pero ahora sin control por miedo a ser detenidos y multados. El resultado es un desastre, para todos. El año pasado los vecinos del Ayto. de Los Tojos, por ejemplo, fueron castigados a no echar el ganado al monte durante varios años por practicar quemas (descontroladas por miedo). Esta medida abiertamente represora ha significado, ojalá me equivoque, el puntillazo a la ganadería extensiva en el alto Saja (+ otoño de 2014).

La administración tenía primero que haber estudiado la realidad y luego no digo ya adaptarse a ella, que sería lo deseable, sino buscar un punto de encuentro con ella. Hubiera bastado solo con eso para evitar el conflicto. Lejos de hacerlo así, con cabeza, lo que han hecho ha sido tomar una determinación (tomada en un despacho de Madrid) y obligar a aplicarla, valiéndose para ello incluso de la violencia (ejercida por las autoridades competentes).

Hoy publica la prensa nacional un artículo sobre la última reforma de la Ley de Montes (con fecha de 9 de febrero). Lo podéis leer aquí. Resulta que ahora no es necesario esperar 30 años para recalificar un terreno quemado y construir en él. Nuestros montes ahora sí que sí se van a convertir en hogueras. ¿La culpa? De los cavernícolas, por supuesto, de quién si no. Pero de los cavernícolas de los despachos.

lunes, 23 de febrero de 2015

Casas montañesas iluminadas

Situaos en el portal de una casa montañesa mirando hacia la fachada: la puerta está flanqueada por dos ventanas.

La de la derecha es la ventana de un cuartu que en origen era el cuartu del portal y que hoy es un cuartu al que se accede desde el patiu o astragal (que es lo que queda del portal cuando la casa crece, se adelanta la fachada y el portal se cierra parcialmente, quedando el antiguo cuartu del portal dentro).

La ventana de la izquierda, por su parte, no está hecha para mirar de dentro hacia afuera. De hecho, no está hecha para mirar, sino para ver. La ventana de la izquierda se abre para iluminar la escalera. Esta ventana, su luz, la lógica que subyace en ella, es una de las claves de la arquitectura montañesa. Cada día lo veo más claro.

Las casas montañesas son muy luminosas. Es cierto que más lo serían si se abrieran al hastial, como los caseríos vascos, es decir, si no tuvieran la fachada en uno de los muros cortos, pero este aparente problema, provocado por el sometimiento de la arquitectura al urbanismo, por el del individuo o familia a la colectividad en nuestras aldeas (como en Japón y allí nadie habla de represión de la individualidad, o sí, pero dado el éxito del estilo de vida nipón se pasa por alto), no lo es tanto, este aparente problema, decía, si consideramos el diálogo que entablan casa y luz (no digo sol porque aquí, entre nosotros, hablar de sol es ponerse pedante). La casa como caja de luz. Esta ventana hecha para ver y no para mirar es clave, como decía.

No sustenta nada, la luz, pero lo condiciona todo. Qué manera es ésta de estar. Qué arquitectura es ésta.

De la luz en nuestras casas y de su vínculo más estrecho con nosotros, los espejos, de la necesidad de estudiar ambos elementos, ya he hablado aquí en otras ocasiones.

domingo, 22 de febrero de 2015

Monedas de oro al sol, Raúl Molleda en Enfocant, pájaros que no pían, santos de arena y la espurriera y el verbo aturriar

(1)

Me dice un amigo cabuérnigo que en las balaustradas de muchos balcones hay labrados una especie de carriles para poner en ellos las monedas de oro al sol y "que no les tome el color" (la plata o el cobre sí puede oscurecer, pero el oro no).

Por cierto, al as de oros de la baraja se le llama la borona por el parecido.

(2)

Raúl Molleda comienza a escribir relatos en cántabru en Enfocant. Primer texto, aquí. Es una muy buena noticia para todos. Habrá que seguirle.

(3)

Los pájaros se refugian en los rincones cuando hace mucho frío. Las mujeres los recogen de camino a misa. En la iglesia, con el calor, despiertan y rompen a cantar.

Un día el cura pidió a las mujeres que tuvieran pájaros en el regazo que se marcharan para no molestar. Fueron muchas las que se levantaron. A las que se quedaron el cura les preguntó que qué era, si es que ellas no tenían pájaro o qué, a lo que respondieron que sí, pero que a ellas ya no les piaba.

En Cabuérniga.

(4)

Una señora limpió una pared y resulta que se llevó un santucu entre la hiedra arrancada (la hiedra es aráu y el arado, aladru). Lo tuvo mucho tiempo hasta que un buen día le dio de tampanazos (hasta que lo picó) para hacer arena (era de arena blancu) con la que fregar el suelo.

En Cabuérniga.

Real.

(5)

En mi casa siempre se utilizó el sustantivo espurriera para designar el malestar que te adviene cuando te entra la gripe. Es probable provenga del latín ESPORRIGERE, como el verbo espurrir, estirar. Es cierto que cuando te empieza a subir la fiebre te entran ganas de estirarte. Luego ya te quedas baldado.

Ayer escuché en Cabuérniga un verbo con significado parecido: aturriar. No sé más de él.

Diferencia entre solana y balcón, eurucos purriegos, joyas y zamarrones, ritos de fertilización, mujeres cabuérnigas disfrazadas y las comparsas purriegas como género poético de tradición oral... escrito y leído

(1)





Las dos casas de arriba están en Cabezón de la Sal. El sábado es día de mercado. Es cuando tomamos las fotos. En la segunda se ven los tenderetes. Las pongo aquí para remarcar la diferencia que hay entre balcón y solana. El balcón está en la fachada y la solana en el lateral, generalmente asociada al cuarto "de prestigio" que asoma a la sala, ésta sí, con acceso al balcón. Tanto solana como balcón pueden cerrarse con cristal, dando lugar a galerías.

En la foto de abajo el cuarto "de prestigio" o de la sala no tiene solana pero sí antepechu, un paso previo. La casa está en Puentenansa.



(2)





Billetes repartidos por un señor disfrazo de Bárcenas en el Carnaval de Polaciones. El señor, según supe, vivía en Bilbao. Vio el billete un amigo cabuérnigo y se echó las manos a la cabeza: "¿Y esi plural en /-us/, de ónde salió?"

Me gusta que un paisano vea como una locura que alguien diga "eurucus" en lugar de "eurucos". Es señal de que la lengua patrimonial sigue viva, que todavía puede sancionar. Que siga viva es la única manera de que la versión estándar crezca con fuerza. Pues es en el constante peloteo, en el toma y daca, que el estándar se ha de construir. Y el estándar, lo sabemos todos, lo admitamos o no, es la única esperanza de vida del montañés.

(3)

Los zamarrones del Carnaval de Polaciones llevaban encima todo lo elegante que había en casa, incluidas joyas. En la actualidad los trajes los paga la Fundación Botín. Son de una calidad excepcional. El hecho de tomar ahora de un banco lo que salía antes de las casas no deja de ser sintomático. En este blog estamos siempre a vueltas con la actualización de la tradición como estrategia de supervivencia (lo que no cambia, muere, como en la naturaleza). No hay mejor ejemplo, y más crudo, que éste.



Las joyas se prenden a los sombreros. Suenan:


Los zamarrones empapan a las mujeres con los zamárganos. Solo a ellas. Dicen los propios zamarrones que es bueno. Imagino que tenga que ver con antiguos ritos de fertilización. O simplemente que los que se disfrazaban eran los hombres y mojar a las mujeres era una forma de integrarlas, de acercarse a ellas.





(4)

En relación con los disfraces y las mujeres:

En Cabuérniga hay dos momentos clave, que son: la subida del ganado al puerto y la bajada. He presenciado dos bajadas. En las dos las vacas llevaban pancartas entre los cuernos con textos de elogio a sus dueños. Se trata de un soporte textual impresionante. No conservo ninguna foto. En mis dos veces había una persona disfrazada que acompañaba a pastores y vacas. Se dedicaba a hacer faenas a la gente, a hacer burlas, etc. Apenas hablaba para que no se supiera quién era, pero era una mujer, eso seguro. No sé si seguirá saliendo esta mujer disfrazada; de hecho no sé si se seguirá celebrando esta fiesta o si tan siquiera quedan vacas en los puertos, tal y como está el país.

(5)

Y hablando de soportes textuales, pongo una foto en la que se puede comprobar que las comparsas de Polaciones son de realización oral, pero de base escrita. No es una creación oral pura (lo que quiera que signifique pura). No sé si se compondrán por escrito o si se compondrán de forma oral y si es así, en qué momento y por qué se pasan al papel.



Las fotos del Carnaval de Polaciones están tomadas este sábado. Vi a Diegu S. G. con un grupo de amigos. ¡Diegu, que el de las bolas de nieve era yo!

Comodones, Rozalén, Callicéu en Polaciones, marcadores de cualidad y un nuevo color antiguo

(1)

Cuánto más fácil decir "vaca" que "tretabick".

(2)

Rozalén es un monte mítico para los cabuérnigos.

Hay un poemario muy bueno de Raquel Serdio, autora de Valle, titulado Cuaderno de Rozalén. Lo recomiendo. No sé si estará en alguna biblioteca pública. En la de la Fundación Barcenillas no preguntéis.

Lo de "roza-" está claro, pero no había caído en la cuenta de la posible relación de "-len" con el latín LENNEM, "suave", que explica, por ejemplo, Picu Llen, en Peña Cabarga, del que len o llen, ladera muy pindia / pendia o empinada (a mi amigo Hugo la palabra empinada le parece malsonante).

Que el latín LENNEM de lugar a una palabra montañesa de significado opuesto al original (de suave a empinado) es llamativo pero no es cosa nueva. Pasa algo parecido con el verbo hispir. En mi casa se utiliza para ahuecar la almohada o para despegarse el pelo cuando te levantas, pero, creo recordar, su étimo latino, que ahora no me viene a la memoria, quiere decir todo lo contrario: "apaciguar" o algo parecido. Estas evoluciones etimológicas a la inversa son muy interesantes.

(3)

Ayer, a un purriegu: Callicéu, pueblo de Polaciones que oficialmente es Callecedo. La raíz "calli-", ¿a qué responde? Quizá provenga del latín CALIX, -ICIS, "cauce". La forma purriega estaría más cerca del étimo latino que la castellana. Difícilmente se podría argumentar que la forma purriega deriva de la castellana o que es castellano mal hablado.

El sufijo parece un abundancial que generalmente se relaciona con el mundo vegetal, como "Fresnea", en femenino.

(4)

Un amigo cabuérnigo: trencu a una trenca partida. De nuevo el masculino reservado para lo que es considerado comparativamente peor que lo femenino, como en botella / botellu o mesa / mesu.

Esta diferenciación puede ir un poco más allá: en el Nansa el canal es el que recorre la ladera de los montes captando de manera ilegal el agua que corre por ellos y la canal es cualquiera natural. Cuando la canal es grande pasa a ser una canalona.

(5)

Una mujer cabuérniga de hace mucho decía que a ella lo que le gustaba eran los pañuelos color "azul cielu anochicíu", que es un azul que tira a morado, como el de los tuaregs.

viernes, 20 de febrero de 2015

LA TROVA MONTAÑESA VA A SER DECLARADA BIEN DE INTERÉS CULTURAL INMATERIAL

Sobre la trova aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.

Es particularmente interesante la entrada que enlazo aquí.

jueves, 19 de febrero de 2015

Flores en las cunetas

Comentaba a unos amigos esta mañana por correo electrónico que he sabido hace poco que tengo a un familiar en una cuneta. Está en el Nansa. Ya apenas nadie le recuerda en la familia, por no decir nadie, apenas una tía mía que creo es, o era, su sobrina, aunque tampoco lo puedo asegurar. Si flojos están nuestros lazos familiares más lo están los políticos: primero porque yo no sé ni lo que soy y segundo porque él ya no está para contarnos qué se consideraba, si de izquierdas, de derechas o qué. Se supone que era de izquierdas, pero puede que solo por el interés que tenía la persona que me lo contó de epatar, creyendo que yo era de izquierdas. Parece que en Tudanca no, pero un poco más abajo los de izquierdas cometieron bastantes tropelías, así que tampoco sería tan descabellado que fuera de derechas y que acabara en una cuneta con una bala zurda en la cabeza. No lo sé. Lo cierto es que si no sabemos de él seguro no pudo ser franquista, porque los franquistas muertos al otro lado de las líneas fueron todos ensalzados como héroes (el nombre de este familiar mío no aparece en ninguna placa de los caídos por Dios y por España). Quizá sí lo fuera pero lo que pasa es que tampoco se acordó nadie de él entonces.

Mi vínculo con él podría ser antes político, aun sin saber siquiera cuál era su ideología (o quizá precisamente por eso), que familiar, fijaos cómo están las cosas.

Decía a mis amigos que a los asesinados en las cunetas les cubren dos tipos de olvido: el natural y el condicionado. El natural porque muchos, de tan jóvenes, no dejaron a nadie que los recordara hoy y los que había cuando ellos vivían ya murieron hace mucho. El condicionado porque sus familiares actuales, muchos lejanos, como es mi caso, si es que queda alguno, no se sienten o no nos sentimos obligados a rescatar su memoria, sus huesos. El primer punto tiene mala solución. Si no tienes a nadie que te recuerde difícilmente te van a recordar. El segundo es más preocupante. Lo es por lo que tiene de perverso. La única explicación que se me ocurre es una pregunta, que además no es mía, y es: ¿quién marca el marco?, que dice uno de mis amigos. O quién dicta la moda, que traduzco yo. El Estado fija un marco en que estos asesinatos no tienen cabida. Dice el otro amigo, menos mal que solo son dos, que la derecha en este país se autoamnistió. No van a ser tan tontos de sacar sus muertos, los que provocaron, quiero decir, a relucir. Lógico es que los desactiven. Ése es el marco que yo he heredado. Un marco que cuando te detienes en una cuneta te hace reparar en lo bonitas que son las flores, no en lo que está sirviendo de abono a esas flores. Un marco que desactiva los muertos de las cunetas, no vaya a ser que exploten. Y menos que lo hagan al paso de un coche oficial. El Estado no va a mover ficha en este tema si la sociedad no presiona. Pero la sociedad no va a presionar. Estamos mirando para otro lado. Para donde nos deja el marco.

(Salgo)

Parece todo demasiado complicado.

Y quizá lo sea.

Puede que lo único que pase es que la gente no tiene ganas de meterse en líos.

Y que quien se mete es por algo.

Por sentirse mejor, quizá.

Quien lo necesite.

¿Y quién no?

(Vuelvo)

Si el marco fuera otro estoy seguro que yo, en lugar de sentirme ajeno a este familiar, lo sentiría mío, bien porque los lazos familiares o políticos cobrarían otro valor, un nuevo valor que acortaría distancias entre nosotros, o bien porque aparecerían nuevos factores en consideración, otros vínculos que hoy no acierto ni a imaginar... porque no caben en las coordenadas que tengo en la cabeza (o que me han metido o que yo he aceptado de forma acrítica). Estoy seguro de que si el marco fuera otro yo me sentiría obligado e incluso orgulloso de ir al rescate de los restos de mi familiar.

(Salgo)

No me gusta Matrix. No creo que haya una realidad que nos sea hurtada con mentiras porque no creo que la realidad sea distinta a un sueño ontológico del que nadie puede escapar. Los que reclaman que despertemos, que los muertos siguen en las cunetas, que la culpa la tiene no sé quién no es que estén despiertos, es que viven un sueño ligeramente distinto al nuestro.

(Vuelvo a salir sin haber regresado de donde estaba)

Dejadles que pierdan la guerra como sabían que la iban a perder si la perdían, joder.

Un poco de respeto.

(Regreso al principio)

Tengo a un familiar en una cuneta.

(Recapitulo)

Eso es lo único que no tiene vuelta de hoja.

(Vídeo)



Es una pieza de un documental grabado en Siria. El documental está compuesto por piezas grabadas por los propios sirios. En la pieza que he seleccionado varios vecinos se juegan la vida por un cadáver. Lo hacen porque lo respetan. Lo hacen porque se respetan.

(Conclusión)

Qué tanto Matrix ni qué hostias.

lunes, 16 de febrero de 2015

Tarde larga



Wooden Shjips - Full Performance (Live on KEXP)

En Limpias, a orillas del Asón

(1)

Limpias ya sabéis que fue puerto fluvial de mucha importancia. El Asón era navegable hasta este punto. Pongo a continuación unas cuantas notas tomadas durante una visita realizada el sábado.

(2)

Fachada en barrio de pescadores:



Fijaos en dos cosas:

Primero, en los tornos. Teniendo en cuenta que los de arriba son de un solo tipo y los de abajo de hasta tres y que los tornos de arriba, que quizá sean del tipo más antiguo, son igual de gordos que los más gordos de los de abajo, quizá podamos concluir que cuanto más antiguo es un torno, más gordo es. Parece baladí, pero este es un tema que ha desencadenado discusiones acaloradas (si bien es verdad que entre frikis como yo) sobre si los tipos de torno más antiguos son más gordos que los más modernos o no. Con esta foto quizá se puedan aclarar un poco más las cosas.

Segundo, fijaos en la ventana abierta en el piso inferior, donde en origen no la había. Convendría documentar este tipo de soluciones populares, artesanales a problemas que no existen entre nosotros desde la industrialización.

(3)



Fachada blanca con colada tendida. La foto está tomada en el mismo barrio de pescadores de antes.

Los ancianos tardan décadas en afinar procedimientos que cuando se mueren, si no ponemos atención, perdemos. Es una receta, la distancia que han de guardar las cebollas en la huerta, el tiempo de un huevo cociendo, humedecerte las muñecas antes de beber para no tener tanta sed y ahorrar agua, el orden de la colada tendida, etc.

Lo mismo le pasa a las culturas. Centenares de años ajustando, por ejemplo, la relación con los ríos hasta consolidar un modelo de gestión adecuado (a ningún paisano se le ocurriría encauzar un río, por ejemplo) para que después venga una administración autista y aplique una lógica exógena, diseñada en Madrid, en un despacho y de espaldas a la realidad del territorio concreto de aplicación, y se lo cargue de un plumazo previo vaciamiento, previo proceso de miserabilización, de ninguneo de la cultura matriz, a pesar de tener ya ésta afinado el modelo de gestión (la lera como espacio de negociación con el río frente a las escolleras de los encauzamientos, volviendo al ejemplo de antes). De autista pasa a autoritaria, la administración que así procede. Y la administración local que agacha la cabeza y acata tiene más de sucursal que de otra cosa.

Tenemos que prestar más atención a lo que funciona. Y replicarlo. Nosotros.

(4)

El portal que se ve en la foto del anterior punto es curioso: a través de él se accede a la escalera que conduce a las viviendas que asoman a la fachada, como parece lógico que sea, pero este portal no se agota ahí, sino que se prolonga muchísimo, es muy profundo. A diestra y siniestra de esta prolongación del portal se abren un montón de puertas que yo creo eran en su origen almacenes. El resultado es una especie de combinado entre casa y almacén que a mí se me hace difícil de entender. Raquel dio con la clave: "no es una casa, es un edificio". Así como los caseríos son también "fábricas" de sidra, al menos en origen, este edificio no solo acoge viviendas, sino también almacenes, si es que no daba cabida a otras funciones que hoy se nos escapan. Alguien con conocimientos debería echar un ojo a este tipo de construcciones.

(5)

Detalle precioso en una puerta de indianos:



(6)

Aquí animaba a estudiar la luz y los espejos en nuestra arquitectura. Pongo a continuación foto de espejo en portal de Limpias.



Los portales parecen propicios para los espejos, como los balcones.

(7)

Mundos y medio mundos en un balcón de Limpias:



En el mismo balcón, aunque se vea mal, agarradera para tender ropa o poner a secar productos (vimos muchas huertas con pimientos) en pértigas:



Es una solución que hemos encontrado muchas veces en Cabuérniga y que ya hemos recogido por ejemplo aquí.

(8)

En Limpias abundan los caseretones. Pongo foto de uno:



Estos caseretones procuran mantener su independencia, como dicen que pasa con las casas en los pueblos del País Vasco, y que se me hace muy del oriente de Cantabria:



Atentos a la importancia de los goterales en la demarcación de las casas.

(9)



Barca con dos tipos de ancla a la vista.

Me pareció reconocer varios tipos de barcas antiguas.

¿Alguien ha estudiado este tema?

(10)



Con vistas al cielo.

Parras en Limpias

En el muelle de Limpias, que, según parece, es del s. XIV, hay una huerta a la altura del acueducto con una serie de lastras empotradas en la pared que creemos son apoyos para parras:







Encontramos lo mismo en Laredo, aquí.

Alguien debería documentar este elemento como merece.

domingo, 15 de febrero de 2015

Clarividencias

Gran artículo de Rafael Pérez Llano, aquí.

Una perla de entre muchas:

"Pero, sobre todo, conviene no olvidar que el sufrimiento de personas como la recientemente fallecida Amparo Pérez no es el lamentable efecto colateral de una política de progreso, sino la consecuencia directa de un saqueo planificado con agravantes de desdén y soberbia institucional."

El inquilino, 1957

El inquilino, de José Antonio Nieves Conde, año 1957, sin cortes de la censura y con los dos finales, el original y el impuesto por el Régimen, disponible aquí.

Asombrosa.

Menú cántabro de 1927

Menú servido en el desaparecido Royalty de Santander con motivo de la inauguración del monumento realizado por Deogracias Mariano Lastra (el del Ateneo, racionalista) dedicado al Dr. Vicente Quintana y Trueba en 1927:

Cosucas variadas.

- Huevos de Selaya, en cuévano.
- Langosta de San Pedro del Mar.
- Pitucos pedreses, a la Cabuérniga.
- Quimas de espárrago, de Luzmela.
- Pulientas fantasías, a lo San Cipriano.

Postres.

Vinos blancos y tintos de las Bodegas del Romeral.
Champagne.
Café y aticuenta.
Cigarros.

Este doctor fue uno de los muchos perjudicados por la nueva medicina practicada por la generación que inauguró la Casa de Salud Valdecilla en 1929.

Entre los invitados estaban los Dres. Madrazo y Luis de la Vega Hazas, a la sazón presidente del Colegio de Médicos, entre otros.

El monumento está en la medianera del Paseo Pereda. Fotos aquí.

Ignacio Diego al frente del PP / Cantabria

Han confirmado a Ignacio Diego al frente del PP.

Está claro que al PP no le importa mucho Cantabria. También somos una sucursal en esto. Ahora el PP de Cantabria está obligado a ganar las próximas elecciones por mayoría absoluta, cosa improbable, o a forzar el acercamiento (o a escenificarlo) entre Revilla e Ignacio Diego para acordar un posible pacto entre ambos. Si no, el PP pasará a la oposición. No me preocupa que lo haga (más le debería preocupar al PP y parece que tampoco, incluso menos que a mí). Lo que me preocupa es que si Valdecilla pasa a manos que no sean del PP, las obras se van a ver muy comprometidas. Y si se paran, cosa que creo todos los partidos de la oposición actual llevan en su programa, la indemnización a la que vamos a tener que hacer frente va a ser descomunal. Temo no levantemos cabeza en décadas. Con lo fácil que hubiera sido poner a otra persona al frente. Ignacio Diego se la ha jugado bien al partido.

Otra opción es el tripartito PRC / PSOE (disminuido) / Podemos. O un pacto PRC / Podemos caso de que el PRC crezca pero no lo suficiente como para poder gobernar solo. Cualquier opción que no cuente con el PP acarrearía problemas para Valdecilla. Revilla lo sabe y aun así no ha buscado alternativas dentro del PP. Lo tenía a mano: pactar con un PP sin Ignacio Diego que se hiciera cargo de Sanidad (el PRC no creo que tenga ni siquiera cuadros sanitarios). No lo ha hecho.

La tercera y última opción es que el PP intente gobernar en solitario. Es otra de las alternativas que ha vendido Ignacio Diego al partido. No me la creo.

miércoles, 11 de febrero de 2015

MNCARS KO

El Tribunal de Cuentas ha inspeccionado el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Las conclusiones son demoledoras. Se pueden consultar aquí.

No me lo esperaba, la verdad. Tenía en muy buena consideración a su director. Quizá su equipo tenga carencias que no ha sabido o podido cubrir, no lo sé. Estoy sorprendido.

Lo que más nos podría afectar como ciudad, a la vista del proyecto de "sucursal" (si es que lo es, que todavía no lo sabemos) en la antigua sede del Banco de España de la mano del Archivo Lafuente, es lo siguiente:

"No existe un documento que formalice la política de depósitos en instituciones externas”.

“La ausencia de directrices afecta a las actividades de adquisición de obras; al otorgamiento, renovación y levantamiento de depósitos temporales a favor de terceros; y a los préstamos temporales de obras de arte, concedidos por terceros al museo o de éste a otras instituciones”.

No está claro que el museo vaya a poder ceder nada al Archivo Lafuente ni que éste vaya a poder ceder nada al museo. Se hará, no lo dudo, pero el procedimiento no será el adecuado. No puede ser de otra manera a la vista del informe del Tribunal de Cuentas. Si no hay documento que regule el "tráfico" de obra, estos movimientos se podrán hacer, pero mal. Puede que sean legales (que lo dudo) pero nunca serán los adecuados. ¿Diez años así?

Los santanderinos nos estamos cansando.

martes, 10 de febrero de 2015

Destraterrestris

Entardahier espenzó a dasi al reportoriu el listáu de Falciani.

Botín sal d´abanderáu (suizu).

Estaba yo tomando café nuna cafetiría del centru, entardahier mismu, cuando évati que veo abajar del pisu d´arriba a la autual presidenta del Santander. Estaba cona sú pareja y un par d´amigos. Viíaselis animaos. Supi entós, confirmélo pa los mís adientros, qu´esta genti vivi n´otru mundu distintu al muestru... pero a hucias de nos.

lunes, 9 de febrero de 2015

Lamarga / La Marga hora cero

Un abrazo a los chicos que se están jugando el tipo frente a la Policía esta mañana en el parque de Lamarga / La Marga. Cuando he pasado por allí a las siete y media estaban organizándose para controlar todos los accesos. Dentro ya había tres patrullas. Espero todo termine bien.

domingo, 8 de febrero de 2015

Estaba aposáu nel virdiu cuando me apañó un vilanu y me llevó polos airis


La bola de cristal

Ignacio Diego y Revilla se llevan fatal.

Si Rajoy no confirma a Ignacio Diego como candidato del PP en Cantabria es señal de pacto seguro entre Revilla y PP para un gobierno autonómico bipartito.

¿Por qué pactar con el PP en lugar de reeditar su pacto con el PSOE?

Porque si Revilla pacta con el PP se ahorra problemas con Valdecilla. Y nadie quiere problemas. Imaginaos que el pacto es entre PRC y PSOE. Los problemas con el hospital iban a ser enormes: que si rompemos el contrato, que si no podemos, que si nos da igual, que si el juez nos obliga a pagar una indemnización multimillonaria, que si no tenemos dinero para pagarla, que si qué hacemos ahora, etc. Un dolor de cabeza continuo para Revilla. Pero si pacta con el PP no va a haber problemas, no más allá, al menos, de los que puedan plantear los sindicatos, que, no nos engañemos, saben cuándo tienen que callar para no perder sus privilegios (algunos sueldos sindicales son más altos que los de la propia Consejera).

Así las cosas, Revilla yo creo que ya está negociando con el PP, estos días. No sé a quién estará tomando como interlocutor, si a una posible facción alternativa en Cantabria, quizá liderada por Íñigo de la Serna, o directamente con Madrid, donde imagino no le falten contactos. Si Rajoy no confirma a Ignacio Diego podemos dar por hecho un pacto entre PRC y PP. No sería la primera vez, además.

A todo lo anterior se suma que PP, sin Ignacio Diego, estoy seguro que está dispuesto a dar la Presidencia a Revilla, y el PSOE no, no otra vez. A este extremo Revilla seguro que le da mucha importancia. No olvidemos que la notoriedad le está reportando mucho dinero (su mujer dijo el otro día en televisión que gracias a su marido su hija y ella han podido conocer Nueva York y están viajando por el mundo, que es una forma de decir que están viviendo de puta madre). La Presidencia renovaría su imagen, que ya empieza a estar gastada, lo que volvería a ponerle en primera línea mediática. Que su personaje actual está perdiendo gancho es un hecho.

¿Y si el PP no quita a Ignacio Diego?

Entonces ya no sé. Ignacio Diego bien que se está moviendo para consolidarse. La desactivación del caso del balneario le ha servido de mucho. Pero que él se reafirme al frente del PP es igual a que su partido pierda el gobierno porque, como decía, el PRC no va a querer pactar con él, con el PP de Ignacio Diego. El PRC pactaría entonces con el PSOE o con el PSOE y Podemos, llegado el caso. Ignacio Diego al frente es un lastre para su partido. A él probablemente no le importe. Lo importante para él, como para cualquier político profesional, es estar.

Aunque el PP también podría intentar gobernar en solitario recurriendo a acuerdos puntuales. Estos acuerdos me temo los alcanzaría sobre todo con Podemos, bisoños, inocentes, que estoy seguro que ante un acuerdo razonable encima de la mesa, un acuerdo puntual, no iban a negarse a firmar.

Todo lo anterior siempre que el PP no saque mayoría absoluta otra vez, que no creo, sinceramente.

Pero no son todo más que elucubraciones.

Cataúra

Salgo a echar una cambalúa a pesar del fríu. Pero en doblando la primer esquina doy con un chaval nel suelu, pidiendo. Nu paez un méndigu. Paezo yo. Quedo esteláu. Doy media güelta y güelvo pa casa. Ena trespuesta nu soy ni pa pistañar.

Enciendo la teli.

Como trisquis.

Se me durmi la pierna.

Vo a por un vasu augua.

Toso.

Como más trisquis.

Pican a la puerta del vicinu.

Nu abri nai.

Pican a otra.

Tampocu.

A la mía.

Sé que es él.

Nu pasa ni un minutu y pican a la puerta de al láu.

Toso.

¡Eh!

Estoy asejáu en casa. Siento un chiflíu. Es cumu cuando mos llamábamos mosotros de críos p´abajar. Asomo. Es un chaval. Suena entós sú móvil. El chiflatu del móvil es el del whatsapp.

Tuquitéalu.

Sal otru chaval del portal al cabu dellos minutos.

Nu se dicin ni un res. Ni se amiran. Echan a andar.

Cuelo pa casa.

sábado, 7 de febrero de 2015

Escribo estas línias col Rei parlando ena televisión, ensin suníu, y cona Reina detrás amirándoli con cubicia

Salgo de tomar un cafitucu nun local del barriu. Acaban de reformalu. Está abora más guapu que anantis. Las parées blancas, la barra cripía de pinchos pa echar un gallatu, pinchos de tultilla, ganchitos, churizu y asina, homildis, pero ricos, música lentu, la teli guta, ect. He asejáu nuna mesa y liíu el peliódricu y tomáu daque notas. Con tóo, he echáu una güena estáa na cafetiría. Pero nu he visto que entrara nai. Vo a la barra a pagar. El dueñu la cafetiría es mozu. Tien mala cara. Prigunto qué tal. Diz que esti fríu húmidu lu tien acolecháu. La cafetiría, retruco, la cafetiría, qué tal. La genti paez tené-la zuna de dicimi en cuantas tien despaciu cómu se alcuentra de salú. Abaja entós la cabeza cumu pa uncise.

¿Es que pasesti fríu?, prigunta.

Nou, home, respuendo.

Es que la calefaición - la calefaición nu está encesa. Es que la calefaición - y nu es pa dicimi la calefaición qué, aunque lo camiento.

Un euru.

Pago.

Salgo col fríu mitíu hasta el corazón. Es esta humidanza, que nu soy pa sacala. Güelvo pa casa. Yo tampocu enciendo la calefaición.

viernes, 6 de febrero de 2015

Bloqueo vecinal en Lamarga / La Marga



¿Pero qué están haciendo estos locos?

Hay árboles derribados por doquier.

Están arrasando el parque.



Las fotos las he tomado hace unos quince minutos.

He contado cuatro patrullas.

Están llegando vecinos.

Lamarga alias La Marga

Desde que han quitado la pasarela vengo a trabajar todas las mañanas por Lamarga. Esta mañana no he podido pasar. Han vallado el parque. Ya lo habían hecho hace días, pero habían dejado un paso estrecho para la gente. Esta mañana lo han cerrado. Ahora hay que rodear el parque.

Este domingo estaba programada una visita botánica al parque con los vecinos.

Yo soy vecino.

Pensaba ir a esa visita.

Para que luego diga el alcalde que no hay vecinos en el movimiento en defensa de Lamarga.

Yo soy uno de ellos.

Hay más.

Ahora que han vallado el parque quien quiera entrar tiene que saltar la valla o quitarla, cometiendo un supuesto delito. De esta manera tan sencilla, cerrando el paso hoy viernes, las autoridades obligan a quien tenía pensado asistir apaciblemente a la visita botánica del domingo a pasar por delincuente. No veo yo a mi vecina del segundo saltando la valla, por mucho que esté en contra del pelotazo previsto en Lamarga. Si me apuráis, tampoco me veo a mí echándola abajo. Es que no es plan. No es justo.

Parece mentira que para un puto pueblo que somos tengamos a autoridades tan sibilinas.

¡Qué manera tan zurda de acallar una protesta! ¡Qué suaves son!

jueves, 5 de febrero de 2015

Orígenes

"Cuando (...) transcurran estos momentos precursores de un nuevo ideal peninsular que ha de salvar a nuestra Patria, La Montaña, ya estructurados los pueblos ibéricos en régimen federativo, adquirirá su autonomía política y administrativa, y entonces, la que hoy nace como Escuela de Medicina acabará por engarzarse en la Universidad del País Cántabro".

Dr. Wenceslao López Albo, neurocirujano de Colindres próximo al Dr. Santiago Ramón y Cajal y nombrado primer Gerente de la Casa de Salud Valdecilla por sugerencia del Dr. Gregorio Marañón. Noviembre de 1936.

miércoles, 4 de febrero de 2015

Rajoy y Pedro Sánchez

Con la firma del pacto antiterrorista:

Rajoy contenta a sus votantes ultras y afianza al PSOE como el otro partido "de orden" (el suyo, el de ambos) en una apuesta clara por el bipartidismo.

Pedro Sánchez gana peso como hombre de estado (falta le hace en su partido, y lo sabe, por eso su interés personal en la firma del pacto) y compensa la sangría de votos de izquierda (que se van a Podemos) arañando votos descontentos de la derecha.

Del encuentro entre Rajoy y Pedro Sánchez resulta la imposición de la cadena perpetua en España. La cadena perpetua deslegitima el sistema penitenciario. Y es como si se quitara el as de corazones de un castillo de naipes levantado con mucho esfuerzo durante décadas: que todo se desmorona.

PP y PSOE han antepuesto sus intereses de partido a la democracia. Con ser esto grave más lo es, si cabe, que los intereses partidistas de PP y PSOE no sean compatibles con la democracia.

Rajoy y Pedro Sánchez son un peligro.

lunes, 2 de febrero de 2015

Ganancia de pescadores

Creo ya haber dicho en otra ocasión que la participación de capital privado en iniciativas públicas es no sé si deseable pero estoy seguro que sí inevitable. Siendo conscientes de ello es mejor tomar cartas en el asunto e intentar que esta presencia privada en lo público sea positiva, es decir, que se resuelva como un negocio limpio: que la empresa gane (desgravación de impuestos) y que la sociedad también lo haga (siempre que el capital privado no condicione la iniciativa pública). Para que un negocio lo sea tienen que ganar las dos partes, en este caso empresa y sociedad. Si solo ganara una de las dos partes (empresa o sociedad) dejaría de ser un negocio para convertirse en un timo.

Es fundamental dotarse de una Ley de Mecenazgo para establecer las reglas del juego. Desconozco en su literalidad la propuesta que lanzó nuestro paisano Lassalle pero su espíritu me parece acertado. No importa si sí o si no, porque no se ha aprobado.

Que sigamos sin marco legal que regule la relación público / privada abre la puerta a los desmanes: a día de hoy, Botín puede plantar un mamotreto en medio de un parque de Santander o Lafuente ocupar un edificio que estaba destinado a un museo público sin que pase nada. Y es normal que no pase nada, porque ninguno de los dos, ni Botín ni Lafuente, está cometiendo un delito. Simplemente se aprovechan de los vacíos legales. Se aprovechan sea de forma consciente o inconsciente. No olvidemos que los dos son empresarios de éxito, y merecido.

Como soy de naturaleza confiada, estoy seguro de que las dos son iniciativas loables, el centro y el archivo, pero mal resueltas. Digo lo de mal resueltas porque a todas luces lo parecen. Legales, eso sí, pero fatalmente resueltas. La culpa no es suya, si me apuráis, de los empresarios, me refiero, sino nuestra, por no presionar a nuestros representantes para dotarnos de una ley que aclare los términos de esta relación público / privada, como decía, inevitable. También es cierto que estamos representados por unos políticos que miran más hacia arriba que hacia abajo y que desde arriba probablemente les hayan dicho que mejor este tema ni tocarlo, el del mecenazgo, no vaya a ser que los de arriba tengan que empezar a dar explicaciones, y eso no. Pero es especular demasiado por mi parte. Dejémoslo en que los ciudadanos no hemos sabido hacer ver a los políticos que es necesario regular la presencia de capital privado en entornos públicos.

Por ejemplo, el Archivo Lafuente. Se nos presenta como fruto de la bonhomía. Que esté revestido como empresa es porque de alguna manera tiene que cobrar cuerpo legal, nos dicen, y me lo creo. Tengo a Lafuente por buena persona. También por buen empresario. No es incompatible una cosa con otra, ni mucho menos.

He lanzado una búsqueda en la base de datos de la oficina de marcas y patentes, de acceso público, y resulta que el Archivo Lafuente tiene abiertas las siguientes líneas de trabajo:

CATALOGOS. FOTOGRAFIAS, FOLLETOS, CARTELES, POSTALES. GRABADOS, LITOGRAFIAS Y CUADROS. PUBLICACIONES, PERIODICOS, REVISTAS. ARTICULOS DE PAPELERIA. TARJETAS. ALBUMES, ALMANAQUES. PRODUCTOS DE IMPRENTA. ARTICULOS DE ENCUADERNACION. CLICHES. MATERIAL PARA ARTISTAS.

PREPARACION, GESTION Y CONTROL DE INVENTARIOS DE OBRAS DE ARTE. BUSQUEDA DE PATROCINADORES. SERVICIOS DE VENTA AL POR MENOR, IMPORTACION, EXPORTACION, PROMOCION Y REPRESENTACION DE POSTERS, GRABADOS, LITOGRAFIAS, CUADROS, ESCULTURAS O CUALQUIERA OTRA OBRA DE ARTE, ORIGINAL O REPRODUCCION, ASI COMO DE TODO TIPO DE PRODUCTOS SUSCEPTIBLES DE USOS PUBLICITARIOS (GORRAS, CAMISETAS, POSTERS, LLAVEROS), CON EL OBJETO DE LA PROMOCION Y DIVULGACION DEL ARTE CONTEMPORANEO. COMPILACION Y SISTEMATIZACION DE BASES DE DATOS INFORMATICAS RELACIONADAS CON OBRAS DE ARTE. VENTAS EN PUBLICA SUBASTA Y ORGANIZACION DE SUBASTAS, TANTO EN DIRECTO COMO A TRAVES DE INTERNET. ORGANIZACION Y DIRECCION DE EXPOSICIONES CON FINES COMERCIALES O DE PUBLICIDAD. PUBLICIDAD. DIFUSION DE MATERIAL PUBLICITARIO. PRODUCCION DE PELICULAS PUBLICITARIAS. REPRODUCCION DE DOCUMENTOS. RELACIONES PUBLICAS.

SERVICIOS DE RESTAURACION Y CONSERVACION DE OBRAS DE ARTE.

SERVICIOS DE ACCESO A BASES DE DATOS, EN ESPECIAL RELACIONADAS CON OBRAS DE ARTE Y ACTIVIDADES CULTURALES. SERVICIOS DE ACCESO A UN ORDENADOR PARA LA MANIPULACION DE DATOS. SERVICIOS DE TELECOMUNICACIONES A TRAVES DE REDES TELEMATICAS MUNDIALES. TRANSMISION DE MENSAJES E IMAGENES ASISTIDOS POR ORDENADOR. MENSAJERIA ELECTRONICA.

SERVICIOS DE MUSEOS. SERVICIOS DE EXPOSICIONES DE ARTE. DIRECCION DE EXPOSICIONES CON FINES DE ESPARCIMIENTO. ORGANIZACION Y DIRECCION DE CONCURSOS, CONFERENCIAS, CONGRESOS, COLOQUIOS, SEMINARIOS Y SIMPOSIUMS. EXPOSICIONES CON FINES CULTURALES O EDUCATIVOS. PLANIFICACION DE RECEPCIONES. PUBLICACION Y EDICION DE LIBROS, MANUALES Y TEXTOS. SERVICIOS DE EDUCACION, FORMACION Y ESPARCIMIENTO. ORGANIZACION DE ACTIVIDADES CULTURALES.

Está copiado y pegado tal cual.

Es una empresa pura y dura. Su detonante puede ser social, no lo dudo, su interés puede ser el de todos, seguro, pero lo cierto es que a efectos legales esta empresa es lo que parece. ¿Cómo es posible que se le de a una empresa un edificio como el del Banco de España así porque sí? Pues porque se puede. Y es a lo que voy: que no digo que no se pueda, sino que es necesario regular este tipo de negocios para que no se conviertan en timos. ¿Cómo? Mediante una Ley de Mecenazgo que defienda la validez de estos negocios. Recuerdo lo dicho antes: para que sea un negocio tienen que salir ganando las dos partes. Y yo no sé si los ciudadanos vamos a salir ganando o no algo con este negocio. Nos dicen que sí, pero no lo sabemos. No voy a desconfiar de nadie, ni de El Diario Montañés, ni de Lassalle, ni del propio empresario, pero preferiría no tener que andar confiando o desconfiando, preferiría dejar lo personal para la hora del café, preferiría, en definitiva, tener en la mano un documento legal que me dijera a qué nos tenemos que atener todos: ciudadanos, políticos y empresarios.

El Reina Sofía dice que el Archivo Lafuente no va a ser una sucursal, pero en el autobús urbano de Santander pasan un reportaje en el que dan por hecho que sí lo va a ser.



¿A quién tenemos que creer? ¿A unos sí y a otros no? ¿Cómo puedo saber quién es quién? ¿Será mejor que no confiemos en nadie?

Ni idea.

A río revuelto.

Agenda

Esta tarde segunda parte de la conferencia sobre el Dr. López Albo y la Universidad de Cantabria de 1936 en el Centro de Estudios Montañeses.

Hoy es el día de la marmota.

domingo, 1 de febrero de 2015

Domingo


En el bus

El otro día fui a la Oficina de Patentes y Marcas que está en Delegación de Gobierno, enfrente de Correos. Hice el viaje de ida y vuelta en autobús para ahorrar tiempo, porque solo abre por las mañanas y yo por las mañanas tengo que procurar estar en mi puesto de trabajo, por mucho que las obligaciones asociadas a mi puesto me obliguen a desplazarme a menudo, como es el caso. Además, llovía.

De vuelta sube a la altura de Jesús de Monasterio una chica que anda diciendo a quien la quiera oír, o sea, a todos los que vamos en el autobús, qué remedio, que antes de dar hay que saber para qué. Un señor ya mayor que sube detrás contesta que hay que dar cuando alguien lo necesita y uno puede, sin necesidad de saber más. La otra responde que sí, ya, pero que ella no da dinero para droga. Salta entonces un chico que está un poco más atrás y que me había pasado desapercibido hasta entonces, claro, a cuento de qué me iba a fijar en él, ni en él ni en nadie, que él no se droga. La chica hace caso omiso del chico y se dirige al señor, al que dice que tenga cuidado, no se lo tenga que acabar llevando a casa, en referencia al chico, a lo que el señor responde que si se lo tiene que llevar, lo hace encantado.

Señor paternalista.

Votante del PP.

Víctima.

Curioso (este personaje del vodevil soy yo).

La chica es deglutida por el bus.

A ella le corresponde el papel de votante del PP.

Alguien cede su sitio al señor. Es uno de esos que son un poco más anchos de lo normal no sé muy bien por qué. El chico se le arrima. Lo hace como quien busca calor. Pero queda medio afuera. Me pongo detrás.

Ya dije que el personaje curioso soy yo.

El chico le musita al señor: ¿no podría echarse un poco más allá, buen hombre? Es que no quepo.

La víctima.

No tarda en pedirle un poco más de dinero. Es que con esto solo me da para un poco de queso. Y enseña algo en la mano que no veo. El señor, notablemente incómodo, abre despectivo el periódico por donde presumo lo había dejado al subir al bus. El artículo que se pone a leer, o finge hacerlo, trata sobre la polarización de la sociedad española entre pobres y ricos. Quizá lo hayáis leído. Lo publicó hace unos días El País.

El señor es el del papel que quedaba, el de señor paternalista.

No me importa nada ya nada me importa. Dice el chico. Repite una y otra vez que no le importa nada ya nada le importa.

Recuerdo la primera vez que volé. Desde arriba las nubes se veían bonitas.

Llega mi parada. Me bajo. Hace criminal. Echo a correr.

Marcha Podemos

Raquel anda de exámenes y yo siempre liado. Hacía tiempo que no nos movíamos. Decidimos escaparnos este sábado a Bilbao. Solo hasta la hora de comer, para aprovechar aquí, en Santander, la tarde. Aprovechar la tarde del sábado en Santander significa estudiar, en su caso, y trabajar, en el mío. Cogimos el autobús para evitar problemas con las carreteras y nos plantamos en Bilbao en apenas hora y media. Fuimos donde siempre: a Urretxindorra, al H&M, a Yume, al bar antiguo de la rotonda a tomar un caldito y a la calle curva del casco a tomar un chacolí y comer una gilda y un bocata de jamón y queso idiazábal. En estas estábamos cuando Raquel saca el móvil y busca "marcha podemos". A ver qué tal, dice. Sí, a ver, respondo. Pincha el primer vídeo que sale. Está tomado desde la cámara de un móvil, a mano alzada, en Sol.

Vemos multitud de cabezas y puños en alto.

Joder, es impresionante.

Volvemos andando a la estación, a pesar del mal tiempo. Los paraguas se levantan las faldas para enseñarnos las bragas.

Tomamos el autobús de las cinco y media.

De vuelta, con el calorcín y el mundo alrededor, soñamos.

Homenaje


Ficha del Sr. D. Luis Albo Camus en Mauthausen, abuelo del Sr. D. Patxi Ibarrondo.

Mis respetos.

Archivu del blog