viernes, 9 de marzo de 2018

Segundo hórreo de Liendo

En su trabajo sobre hórreos cántabros, Joaquín González Echegaray y Virgilio Fernández Acebo localizaron uno que dieron por seguro en Liendo. Tuvo mucha repercusión sobre todo entre nuestros vecinos vascos y navarros, primero porque este hórreo de Liendo enlaza con los suyos y segundo porque los vascos y navarros están más preocupados por estos temas que nosotros. De hecho aquí este descubrimiento apenas tuvo repercusión.

Dando un paseo por Liendo Raquel y yo encontramos otro mucho más claro. Hay que olvidarse un poco del modelo gallego, asturiano (de madera a cuatro aguas) y montañés (de madera a dos aguas), y tomar como referencia los hórreos pirenaicos, que son de menor tamaño, madera y a dos aguas con el cumbre en perpendicular a la fachada (como los caseríos vascos, los hórreos montañeses, los chozos de pastor cabuérnigos y toda la familia que hemos identificado como previa al modelo arquitectónico gótico).

El nuevo hórreo de Liendo:



Lateral:



Posible puerta del hórreo reutilizada en el cierre de madera lateral:



Poste frontal derecho:



La cubierta:



Partición interior inferior paralela a la fachada:



Detalle del soporte del piso superior:



Lateral derecho:



Por detrás:



Hemos enseñado estas fotos y más a dos personas que saben mucho de este tema y dicen que no les encaja como hórreo sobre todo por el volumen, que se les hace pequeño, pero insisto en que el modelo que hay que tener presente es el pirenaico, no el cantábrico. De todas formas, si este hórreo no es tal, habría que poner en cuarentena el hórreo de González Echegaray y Fernández Acebo, además de los pirenaicos, que también podrían llegar a ser cuestionados.

Por cierto, preguntada la vecina nos dijo que sí, que era un hórreo.

Fotos de contexto:



Y si efectivamente estamos ante un hórreo habría que revisar otras construcciones del valle que parecen desarrollos sobre esta misa base u hórreos transformados.

Ejemplo 1:



Ejemplo 2:



Yendo en autobús, que es un poco más alto que un coche, se ve uno clarísimo desde la misma autopista.

En definitiva, es fundamental pedir a la Dirección General de Cultura del Gobierno de Cantabria que por favor revise el inventario de hórreos cántabros porque a poco que se afine la búsqueda (más y mejor) y se modifique la mirada (no hace falta que los hórreos se conserven en estado puro) los hórreos cántabros o elementos heredados se van a multiplicar exponencialmente. Sería una pena que por despreocuparnos los perdiéramos y nos quedáramos de nuevo como un espacio en blanco entre unos y otros, cuando tenemos tanto de unos como de otros, cuando tenemos tanto como cualquiera.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

por lo que dices al final, ¿sabes si existe algún registro de hórreos en Cantabria? Uno que incluya, además de los veinte y pocos que están declarados de interés cultural, otros como el que muestras

Serrón dijo...

Conozco el inventario de González Echegaray y Fernández Acebo, que lo hicieron a título particular, disponible en internet, y el del Gobierno de Cantabria para la declaración BIC de los hórreos cántabros, que tuvo su traducción en un folleto que reparten en el METCAN de Muriedas.

Anónimo dijo...

¿Por qué dejas de lado los hórreos leoneses, en concreto los de la llamada Montaña Leonesa, que por cierto también suelen ser a dos aguas?

No comprendo esta tendencia de tomar pueblos-estrella a los que se menciona en todo (gallegos, asturianos, vascos) y otros a los que solo se menciona como de pasada o subintegrados en los otros (leoneses, montañeses).

Serrón dijo...

Tienes toda la razón respecto a los hórreos leoneses. Es por desconocimiento, perdona.

Archivu del blog