sábado, 24 de marzo de 2018

Un repasu al teatru japonés clásicu

El tipu de representación teatral más antiguu de Japón, o al menos el más antiguu que se conoz, es el gigaku, una especii de danza emportaa de China nel siglu sétimu. A güen siguru conociríis la danza del león o shishimai.



Trescurríu´n siglu el gigaku pierdi la prifiriencia del públicu, que apuesta pol bugaku. Ésti se acompaña de música orquestáu, el gagaku.



El bugaku se créi puéi vinir d´Asia Central, inclusu de la India. Presenta una estruutura tripartita que suyaz nel teatru noh, de tueru religiosu, a difiriencia del bugaku, secular atal. Del teatru noh hay una lienda que diz juéi inspiráu por un dios al que unos monjis alcontrarin bailando su´n pinu. El primer parlamentu d´Okina, la obra noh más antigua, reproduz las sús palabras, y son incomprinsiblis.



[En relación col jotograma que sirvi de carátula del vídiu, l´ideal estéticu japonés es el de cabeza chica y cuerpu grandi, de ahí el tamañu de la mázcara, que deja a la vista carni, la del actor, que a un occidental mos puéi chocar veer.]

Peru que juera religiosu no senifica que no juera pa cambear, al contrariu, el teatru noh juéi evolucionando..., hasta que cruza la puerta de palaciu. Es entós cuando se josiliza. Apenas ha cambeáu en cuatru siglos. Al tiempu qu´el teatru noh se ajita enti la clas pudienti remanez el teatru kabuki, quiciás cumo reaición a la pompa del teatru noh cortesanu. El kabuki naz cumo desibición de los encantos de los actores. Las autoridáis luegu pruhibin la participación de mujeris primeru (las sustitúi el onnagata) y de mozos dispués. Las compañías se profesionalizan.



Del ramal del teatru kabuki gana protagunismu el teatru de marionetas bunraku, emparentáu col antiguu kungutsu, palabra ésta de la lechigaa del griegu koukla, de lo que se infier que quiciás el kungutsu tresjormáu en bunraku sea de nuevu de ráiz asiática.



En juntu, el teatru japonés es resultáu de la suma d´otros que tamién son resultáu de la suma d´otros. Cumo nos, las presonas.

No hay comentarios:

Archivu del blog