jueves, 6 de junio de 2013

Secreto de Estado

Ahora que ya es oficial, que ya se sabe que la policía va a poder hackear nuestros ordenadores, lo puedo contar:

Estuve trabajando hace bastante años (diez, al menos) en la sede de una editorial de alcance internacional. El edificio estaba en las afueras de Madrid, en medio del campo. Tenía que coger un autobús, un metro, otro autobús y luego caminar por el secarral (había bandadas de periquitos y jaurías de perros abandonados por allí pululando; un circo... pero de miedo, sobre todo cuando nevaba) para llegar. El edificio es del arquitecto portugués Campo Baeza, pupilo de Álvaro Siza, para que os hagáis una idea del nivel que había.

A primera hora de la mañana echaba un vistazo a los periódicos del día: El Diario Montañés, El País y, de cuando en cuando, el Gara.

La editorial estaba creciendo (por eso me contrataron a mí) y, entre sus prioridades, estaba la de aumentar el nivel de seguridad de informática. Había muchos proyectos de I+D+i en marcha (entre ellos el mío) y no interesaba que entraran por la puerta de atrás y nos los levantaran.

Pues bien, estaba yo en mi oficina cuando entran en tropel mi jefe y el responsable de informática: "¿qué estas haciendo? ¿qué tienes abierto?", me preguntan. Yo ya estaba trabajando, pero había dejado el Gara abierto en una pestaña. "Tengo abierto el Gara", respondo. Se miran y me dicen: "Acabamos de activar el nuevo filtro informático y hemos descubierto que ha entrado un gusano desde tu ordenador que nos está chupando todos los archivos de la empresa".

Así que ya lo sabéis: si abrís el Gara o cualquier otra página "sospechosa", sabed (ya lo sabéis, porque se ha publicado en prensa) que todos vuestros archivos están en manos de "Inteligencia" (en este caso, al parecer, sí era inteligente: el gusano no había sido detectado por la empresa hasta que ésta no aplicó el filtro más potente que se pudo permitir, que no era pequeño).

Sabiendo de lo que la "Inteligencia" es capaz, me resulta sospechoso que yo solo tenga acceso a este blog desde este ordenador desde el que estoy escribiendo ahora: ni desde los ordenadores del trabajo, ni desde los ordenadores de ninguna biblioteca, ni desde el de mis padres ni desde el otro que tengo en casa. Raro.

¿Será mi blog también sospechoso? ¿Sospechoso de qué?

¿Lo seré yo?

¿Lo seréis vosotros?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No te preocupes tanto. Somos sospechosos habituales.

Anónimo dijo...

Sospechoso de asustar a los vecinos de los pueblos, ya que al fotografiar sus vargaretas les haces pensar que eres un inspector que viene a subirles la contribución.

Apa.

Archivu del blog