lunes, 3 de junio de 2013

Una puerta

 
 
Las tablas de esta puerta gótica de una casa de Valle, en Cabuérniga, parecen relativamente modernas, pero la estructura es antigua (la casa es de principios del s. XVII, según reza en la sobrepuerta o dintel). Las puertas más antiguas, de las que quedan muy pocas, constan de dos hojas: la de la derecha, por donde se entra, que cubre más de la mitad del vano, y la de  la izquierda, que queda fija, aunque también se puede abrir (suele tener un cerrojo por dentro rejostra
; aporto foto en una entrada posterior>).
A esta puerta de Valle en concreto le falta el cerrojo. Solían ser enormes. Y solían estar por fuera. ¿Qué razón hay para cerrar las puertas con un cerrojo (enorme) por fuera? Lo ignoro. Los vecinos que han reparado en ello tampoco lo saben.
 
Esta foto que pongo a continuación es de una puerta de Renedo. Tampoco conserva el cerrojo, pero sí los agujeros.
 

La puerta de Valle presenta una joraca (gatera) por donde entra y sale el gato .



La joraca no siempre estaba abierta. Se podía abrir o cerrar. En las dos fotos superiores, tomadas en una casa de Renedo de Cabuérniga, se adivina el mecanismo.

Volviendo a la primera puerta, la de Valle, encontramos los siguiente:


Se trata de un marcu de ganado, aunque no he logrado identificar de qué cabaña.

A la izquierda de esta puerta, en la misma casa, ésta otra, que es seguro corresponde a un cuartu del portal:



El llamador es impresionante. La casa, repito, es de principios del siglo XVII (1607, me parece recordar). No sé qué representa: ¿un indio? ¿cuántas representaciones de indios más antiguas que ésta habrá en Europa?

2 comentarios:

Sibreve dijo...

¿Y por qué la seguridad de que el llamador sea de la época de la casa? Lo digo porque no tiene apariencia de tener 400 años.

Serrón dijo...

A mí sí me lo parece (la casa casi al completo los tiene, lo lógico es que este elemento no sea una excepción), pero tienes razón, cabe la posibilidad de que no tenga cuatrocientos años.

Archivu del blog